4 factores a tener en cuenta al comenzar tu startup para no fracasar en el intento

Para muchos el crear una startup con una idea nueva y atrayente les puede llenar de orgullo y hacer sentir que tienen un futuro brillante en Silicon Valley y que podrán codearse con todos los grosos de emprendimiento sintiendo que nadie los puede detener ahora. Es muy posible que eso ocurra, o quizás su empresa fracase por el hecho de haber inflado su ego tan grande que no lograron ver cuáles eran los errores que estaban cometiendo. De una u otra forma, siempre es bueno tener en cuenta ciertos aspectos importantes al momento de recibir el financiamiento deseado.

1.Tener los roles bien claros

Puede sonar obvio este primer punto pero conozco muchos casos cercanos en que las sociedades se disuelven por problemas comunicacionales internos y no establecer cuál es el rol que tiene cada uno en la empresa, esto normalmente afecta la parte más importante de un negocio que es la obtención de clientes y generación de ventas. Es curioso que los socios o integrantes no se pongan previamente de acuerdo sobre quien estará encargado de las ventas o que en situaciones de contingencia salgan a relucir las distintas visiones respecto a este tema sin que se haya logrado antes un consenso.

Alfredo Osorio, fundador de Bombacamp, hace algunos años atrás en una de las charlas de emprendimiento lo escuché decir que a los fundadores de las startups les gusta tildarse con cargos pomposos como CEO, CDO o CTO siendo que la empresa sólo la conforman 3 personas. Lo que es importante es establecer un encargado del Producto/Servicio y otro de Clientes, y eso es todo para comenzar.

2. Pivotea tu modelo de negocio todas las veces que sea necesario

No escales antes de tiempo es la consigna. El 90% de las startups de productos digitales tienden a fracasar o  no logran ser exitosos porque aceleran su emprendimiento sin experimentar su producto basándose en la problemática de los clientes. El problema de tu cliente es clave antes de comenzar con la idea, es fundamental hipotetizar y luego experimentar cuantas veces sean necesarias para crear un modelo de negocio sólido. Si tu emprendimiento no involucra la creación de un software o aplicación también es muy importante cuestionar tu idea, ya que normalmente nos enamoramos de ellas y no necesariamente nos enamoramos de las problemáticas de los clientes en los cuales deseamos enfocarnos. El ego es un arma de doble filo, si lo tienes muy bajo no te levantas y si lo tienes muy alto crees que todo te está saliendo bien y no consigues ver los errores que tu idea de negocio pueda tener.

Captura de pantalla 2016-06-12 17.24.09

EXPERIMENTA RÁPIDO, FALLA RÁPIDO Y APRENDE RÁPIDO

La ansiedad es enemiga de estos procesos, ya sea provocada por ti, por tu equipo o por los inversionistas/incubadoras que quieren que tu producto salga a la luz y acelere lo antes posible. Les recuerdo que dentro de este 90% de empresas que fracasan, a muchas les sucede en la etapa de escalada, ya que no experimentaron lo suficiente con el cliente o no pivotaron su modelo de negocios con expertos en el rubro. El pivot es una secuencia de pequeños duelos, es necesario desarrollar una elevada tolerancia a la frustración para recibir críticas o incluso aceptar el hecho de que necesitas comenzar todo de nuevo. Si logras pasar el valle de la experimentación y comienzas a generar tracción en tu empresa, estableciendo mercados y clientes estables que encuentren de utilidad tu producto, estás listo para acelerar con toda la fuerza que quieras, pero recuerda, aunque tengas un millón de descargas de tu aplicación no significa nada si no la están usando.

3. Administrar bien tu presupuesto

¡ESTAMOS EN LA GLORIA! ¡NOS GANAMOS EL FINANCIAMIENTO! ¡SOMOS GROSOS, COMENCEMOS A GASTAR!
Ganarse 20 mil o 40 mil dólares de financiamiento puede parecer mucho dinero, pero no lo es tanto si estamos hablamos de levantar una empresa. Otro de los problemas típicos de las startups radica en que, luego de un determinado punto, se quedan sin financiamiento. No hay más money para hacer bailar el mono, bajamos la cortina, hasta aquí no más llegamos. Pero, si la idea de negocio estaba tan buena ¿Qué hicimos mal? Revisemos la planilla de sueldos a ver cuánto estamos invirtiendo en capital humano y cuánto nos estamos pagando como sueldo. Si bien muchos socios invierten todo su tiempo y horas hombre en sacar adelante su emprendimiento, no significa que deben fijarse una renta sobre 1 millón CLP por socio sin ver la realidad en que se encuentran. Bueno, vamos sumando cada mes y vemos por donde se nos están yendo los morlacos. Es necesario ser austeros más aún si en una etapa inicial de tu startup no se están logrando ventas, lo ideal es poder generar un plan financiero que pueda asegurar, en lo posible, un año de vida de tu empresa; focalizarse en dejar dinero en tu fuerza de ventas o tu fuerza de trabajo para lograr tus objetivos, también en tus insumos si los necesitas y, por supuesto, dejar un ítem de al menos un 30% de tu presupuesto en marketing, ya que lo vas a necesitar sí o sí.

 

4. Desarrollar un plan comunicacional al momento de tener listo tu modelo de negocio.

Somos tan inocentes que sentimos que tenemos la mejor idea, la mejor app del mundo y confiamos que todos se van enterar de ella al momento de salir a la luz y lograremos millones de descargas. Todo eso puede ocurrir, pero sólo si desarrollamos un plan comunicacional que camine en paralelo con nuestro modelo de negocio y no hablo necesariamente de generar una estrategia de marketing de inversión publicitaria en Facebook, en Google Adwords o pagando avisos en revistas. Cuando me refiero a plan comunicacional hablo de la comunicación interna, la identidad de la marca, su personalidad, lo que quieres transmitir a tus clientes y, por supuesto, el posicionamiento esperado (bajo que conceptos quiero que mi marca sea recordada). Sin estos aspectos resueltos, sólo tienes  una parte de tu producto/servicio, algo genérico sin envase. Tener un plan comunicacional sólido es tan vital como tu modelo de negocios, porque de esta forma va ser mucho más fácil generar estrategias de marketing que se adapten a la identidad de tu marca.

 

Quizás no esté diciendo nada nuevo con estos 4 puntos a considerar, pero son increíblemente valiosos y en muchas ocasiones son obviados por los emprendedores, llevándolos en picada al fracaso. Pero ojo, no digo que el fracaso sea algo malo, de hecho es una de las experiencias más enriquecedoras en este rubro. Si podemos aprender de nuestros errores y fracasos, ser lo suficientemente fuertes y valientes para levantarnos nuevamente y volver a la pelea, te convertirás en un entrepreneur de tomo y lomo. Y mejor aún, si puedes generar instancias para transmitir tu experiencia a futuras generaciones, bienvenido sea.

Si buscas inspiración podría recomendarte algunos mentores sobre este tema:

  • Alfredo Osorio, realiza diversas charlas sobre cómo bombear tu emprendimiento y potenciar tu modelo de negocios, recientemente fue uno de los speakers en Bogotá en la cumbre THE FINTECH INNOVATOR SUMMIT 2016 que podrás encontrar en youtube http://bit.ly/25VWCah
  • Álvaro Rolón, co-fundador de Neelus innovación aplicada y autor del libro “¡Al Carajo! 10 claves para reinventarse con coraje” http://www.neelus-innovacion.com/